Ciudad del Vaticano, 5 diciembre 2014(VIS).-El Papa ha enviado un mensaje al cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales con motivo de la Segunda Conferencia del Grupo Santa Marta que tiene lugar en Londres (Reino Unido) del 5 al 6 de diciembre.
El Grupo Santa Marta -que toma su nombre de la residencia del Santo Padre, donde sus miembros se alojaron durante la primera conferencia celebrada en el Vaticano el pasado mes de abril- está compuesto por altos comisarios de policía internacional y obispos de todo el mundo que, junto con miembros de la sociedad civil, trabajan para erradicar el tráfico de seres humanos, prevenirlo y ayudar a sus víctimas. Lo presiden Sir Bernard Hogan-Howe y el cardenal Nichols.
Francisco manifiesta profundo agradecimiento a los participantes en la reunión por su »determinación en la lucha contra este mal y por el compromiso de continuar con el trabajo iniciado en la conferencia celebrada en el Vaticano» y reitera que la »labor para promover el diálogo en curso sobre los medios jurídicos contra la trata de personas y la atención esencial a los que sufren esta esclavitud son especialmente importantes debido a la naturaleza oculta de este crimen. Nunca debemos olvidar, ni ignorar el sufrimiento de tantos hombres, mujeres y niños cuya dignidad humana es violada a través de esta explotación».

El Papa da también las gracias al Ministro del Interior del Gobierno británico, al Comisionado de la Policía Metropolitana, y a la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales por la organización de este evento así como a los delegados que demuestran de nuevo su compromiso participando en esta iniciativa. »Os aseguro -termina- que la Iglesia se mantiene firme en su compromiso de luchar contra la trata de personas y de atender a las víctimas de este flagelo y os garantizo mis oraciones para que Dios Todopoderoso bendiga y oriente vuestros esfuerzos».