El examen más difícil, los clientes más necesitados y la nota más satisfactoria

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

En colaboración con la Fundación Cauce, las alumnas de los Ciclos de Cocina y Gastronomía prepararon y sirvieron dos menús de Navidad para mayores y niños. Las alumnas del Ciclo de Turismo también se pusieron manos a la obra: el restaurante de prácticas se convirtió en un escenario mágico para los más pequeños.

La logística del evento incluyó la gestión de un viaje anticipado de sus Majestades los Reyes de Oriente. Los tres monarcas bajaron las escaleras del comedor ante el mudo asombro y la contenida sorpresa de las familias. Baltasar, Melchor y Gaspar atendieron solícitos a cada uno de los niños y no olvidaron dar un pequeño detalle que previamente habían adquirido las “pajes” de la Escuela con sus propios fondos.

Por unas horas, este grupo de estudiantes consiguió regalar a estas familias una auténtica Navidad. La idea partió del Centro como uno de los proyectos de Aula Empresa que potencia las competencias profesionales de los alumnos. En este caso, como explican las profesoras, se quiso fomentar la competencia transversal de la solidaridad.

La fundación vallisoletana Cauce fue la que se ocupó de seleccionar a las quince familias entre todas las que atiende de forma habitual.

Pero como todas las iniciativas, hubo muchos colaboradores entre los fogones y cazuelas: Makro en el suministro de la mayoría de productos, Jesus Gil Villergas Distribuciones S.L. en el postre, Luís Maté Rodrigo S.L para las frutas, verduras y hortalizas, la Pescadería Pedro Sigüenza, la Panadería José Antonio, la Bodega Pago de los Capellanes y Pepsi. Todos ellos sacaron adelante esta comida solidaria de Navidad.

Más anécdotas: