(RV).- Después de la oración de la oración mariana el pensamiento del Papa fue a los migrantes cubanos que se encuentran en dificultad en América Central. A propósito recordamos que los obispos centroamericanos pidieron a los gobiernos de la región, encontrar una inmediata solución a la crisis mencionada, mediante la creación de un corredor humanitario que permita el libre tránsito por sus países de las personas migrantes de nacionalidad cubana que pretenden llegar a Estados Unidos, así como de otras medidas que garanticen la seguridad de estas personas.

 Palabras del Papa después de la oración del Ángelus:

 Queridos hermanos y hermanas,

Mi pensamiento va en este momento a los numerosos migrantes cubanos que se encuentran en dificultad en Centroamérica, muchos de los cuales son víctimas del tráfico de seres humanos. Invito a los Países de la Región a renovar con generosidad todos los esfuerzos necesarios para encontrar una tempestiva solución a este drama humanitario.

Un caluroso saludo va hoy a las familias presentes en la plaza. ¡A todos ustedes! Gracias por su testimonio. Que el Señor los acompañe con su gracia y los sostenga en su camino cotidiano.

Saludo a todos ustedes, peregrinos llegados de diversas partes del mundo. En particular a los chicos de la Diócesis de Bérgamo que han recibido la Confirmación. Y agradezco a todos los chicos y niños que han cantado tan bien y que seguirán haciéndolo…Un canto de Navidad en honor a las familias.

A todos les deseo un buen domingo. Les agradezco una vez más por sus augurios y sus oraciones: sigan rezando por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista!

(GM – RV)

 

(from Vatican Radio)