Ciudad del Vaticano, 27 diciembre 2015 (VIS).- El cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, ha enviado un telegrama de pésame, en nombre del Santo Padre, a monseñor Giuseppe Pinto, nuncio apostólico en Manila (Filipinas), en ocasión de los atentados ocurridos en la isla de Mindanao, al sur del país.

»El Santo Padre, profundamente entristecido al conocer la noticia del asesinato de personas inocentes, envía sus condolencias a las familias de los que han perdido la vida, -dice el texto-, asegura sus oraciones para que se garantice la seguridad y la protección de todos los pueblos de la región y para que el diálogo, la tolerancia y la paz permitan que toda persona pueda vivir libre del miedo». Asimismo Francisco pide a todos los creyentes que rechacen la violencia en nombre de Dios, que es amor, e invoca abundantes dones divinos de consolación, misericordia y fortaleza sobre todos los afectados por esta tragedia».