LAS PREGUNTAS DE CAINCITO; el caos y el fútbol

La gloria de quien mueve todo el mundo
el universo llena, y resplandece
en unas partes más y en otras menos”
VICTOR HUGO

Y después de crear al hombre, DIOS se aprestaba a descansar.
Mientras esperaba el cometa que siempre lo transportaba a su hacienda llamada el Edén, se le acercó Eva… y aquí empieza el cuento:
Eva le dice: Qué se va a ir por allá patrón, quédese aquí viendo los partidos de fútbol que ya está muy tarde. Abeliiiito… mijito… venga para que le ponga los partidos al patrón.

Nota del Administrador: Así arranca este esperpéntico cuento del caos en el mundo… y de cómo lo resuelve el fútbol (especial para cínicos)…
Abel quien apenas apuntaba a los nueve años de edad contestó: Ya voy mamá, lo que pasa es que Caincito no me quiere prestar el control.
Adán: Caincito mijo, préstele el control, no sea envidioso. Hombre cuidado se lastiman con esa quijada de burro. En ese momento suena el celular tirintin tiririntin tintiririntin.
Adán contesta el celular: Siiii, por aquí está el patrón ¿qué le digo? Ah bueno si quiere se lo paso.
Noé: No, porque no tengo minutos; dígale que el partido entre los animales se aplazó porque está cayendo un aguacero impresionante. ¿Qué se le ocurre que deban hacer? Por favor que no me vaya a dejar embarcado.
Adán le trasmite el recado a DIOS. En ese momento Abelito dice: Don DIOS ¿qué picadito quiere ver? Miremos… Y Caincito pregunta: ¿Y qué pasa si esos animales empiezan a reproducirse?
Páselo al otro canal Abelito… replicó DIOS. Déjelo ahí que ese picado está como bueno… póngale volumen a la radio.
Canal 1: Homero narraba: Si señores, aquí el monumental de Troya está a reventar. ¡Qué partidazo, esto es una Odisea! Los troyanos aprovechando su localía quieren contragolpear a los Aqueos que están atacando por todos los flancos tratando de abrir la defensa de su rival que es una verdadera muralla.
En este momento el príncipe Paris reventó el esférico al lateral para que atendieran a Aquiles que se está retorciendo en el suelo agarrándose los tendones. Ojalá no sea de gravedad… Atenea aprovecha para darle instrucciones a sus parciales, lo propio hace Príamo con los suyos. ! Esto es una verdadera fiesta, escuchen a los egipcios y eso sin debutar ¡
!Alabío alabao alabín bombao, Egipto, Egipto, RA RA RA¡
Vamos a ver; Aquiles es sacado en camilla… corre Homero. Dr. Galeno, Dr. Galeno ¿es grave la lesión de Aquiles? Humm… yo no me atrevo a decir nada, esperemos el diagnóstico que haga Hipócrates después de la resonancia.
Caincito miraba atento y le dió por preguntar ¿por qué habrá tantos pobres alrededor del estadio?
DIOS disimula y dice: Páselo al otro canal Abelito.
Canal 2. Si señores… decía el narrador, aquí en la Bombonera del Limbo, no cabe un alma más, los legraditos coparon todas las tribunas.
Afuera los diablos están en un alboroto impresionante; qué desorden, oigan: !Y dale y dale y dale rojo dale y dale y dale¡ Un momento, parece que hay problemas, el ángel de la guarda se agarró a puño limpio con Lucifer…uyyyy … le sacó un tenedor…
Y Caincito chupando dedo le preguntaba a su papá: Oiga ¿acaso el Limbo no se va a demoler? Páselo al otro hijo, contestó Adán.
DIOS pregunta: A propósito de imprudencia Adán ¿estos pelaos porqué no están en el jardín? viendo fútbol todo el día no van a llegar a ningún Pereira.
Adán: Si patrón lo que pasa es que Eva esta muy enculebrada y no hemos podido pagar la pensión, yo le iba a decir que sí…
Páselo al otro Abelito le interrumpió DIOS.
Canal 3. Déjelo ahí dijo Caincito emocionado. Qué despelote, las luces de bengala y los voladores no se dejaban esperar. Nerón estaba en las tribunas, afuera Calígula quería pisar a todo el mundo con Incitatos su caballo. En el campo de juego Pilatos no quería saber nada del balón, de taquito le chutaba la pelota a los judíos, y a los romanos, el marcador no se movía, y se terminaba aquel tiempo.
En el intermedio.
Eva: ¿le provoca una manzanita patrón?
DIOS contesta: Pero que no vayan a ser de las que …
Páselo al otro Abelito, les interrumpió Adán.
Canal 4. En el estadio de los evangelios, Lucas seguía comentando… es que la falta de gol de este equipo no es de ahora, y si le agregamos a eso que ya Judas tiene prácticamente vendido el pase del milagroso van a empeorar las cosas, o ¿qué opina usted?
Tomás contestaba: Claro; a eso súmele los brotes de indisciplina; ayer nada más estaban tomando vino en Canaán, estoy de acuerdo decía Mateo, no sé a qué juegan Simón y Felipe; parece que quisieran pescar en río revuelto…
Y Juan comentaba: no, así no podemos; yo tenía en mi garganta cual gallo madrugador cantados los tres goles que le negó Pedro a Jesús y para completar después lo dejaron sooooooooolo.
Seguía llegando gente a la casa de Eva. En ese preciso momento entró Jesucristo.
DIOS dice: Siéntese mijito. ¿En qué se vino?
Me trajo el ave fénix respondió Jesucristo… uyyyyyy… pero siempre le dieron garrote, dijo Caincito. Le toca que se ponga sábila en esas heridas. Fue lo único que le curó las llagas a Job.
A propósito Padre dijo Jesucristo: ¿Por qué me abandonaste?
Páselo al otro canal Abelito, dice DIOS. En ese momento timbró el celular… Tintirintín tintirintín Alá, ¿qué digo, aló? Contestó Adán. Si aquí está… está viendo los partidos… si quiere se lo paso… ¿quién es? preguntó Dios.
Es Baco, pero está como copetón… Dígale que ahora le devuelve la llamada…
Y seguía entrando gente a la casa de Adán. Como mandado del Cielo apareció Dimas con una gallina que se había robado en el camino, y se la cenaron con los doce, que ya estaban allí listos para ver el picado y por si los requerían.
Y Caincito preguntó: ¿a ustedes no les hace daño esa bebedera de vino, no será que si alguno se lesiona les toca de reemplazo o improvisar? Páselo al otro Abelito, acotó DIOS.
Canal 5. Y esta vez el clásico era en el estadio la Libertad. En el camerino Freud le recalcaba a su equipo, despojarse de sus temores y jugar de tú a tú. Camus que se recuperaba de una peste, no estaba en su mejor momento.
Nieztche no se daba por enterado parecía más allá del bien y del mal. Mientras tanto, en el otro bando, Alá y Zoroastro estaban meditando y a su vez Buda seguía haciendo intensos abdominales. El secreto era jugar en YAHVÉ. Preguntó Caincito ¿Oiga don DIOS usted no que era el único?
Páselo al otro Abelito, dijo María que ya los acompañaba.
Canal 6. En el óvalo del Vaticano se presentaba una trifulca. Los hugonotes rodeaban al árbitro después de que le había sacado doble amarilla a Lutero por protestar. Caincito le preguntó a Jesús… a propósito ¿usted a quien le va?
Páselo al otro Abelito, dijo Santo Tomás con Summa diplomacia.
Canal 7. Y esta vez le tocó al purgatorio. El calor era infernal. Atila peleaba con Hunos y otros. Estaba toda la titular incluyendo a Drácula que ya se había repuesto de una anemia aguda. Iván, como siempre terrible en el área, mientras en las afueras Jack el destripador e Idi Amin Dada degustaban chunchulla en una fogata, que había prendido Torquemada. En la banca ya estaban Hitler y Francisco Pizarro.
Y a propósito de Torquemada preguntó Caincito. ¿Qué fue lo de la inquisición?
Páselo al otro Abelito, dijo Juan Pablo Segundo, que recién los acompañaba.
De inmediato DIOS tomó su celular tiritintintiriritintin… contestó San Juan desde el césped del Apocalipsis. ¿Qué pasa patrón? ¿Siempre va a volver por aquí?
Cuando quiera le pongo a esto enter para el segundo BING-BANG… DIOS dice ¡NOOOOOOO¡ para eso lo llamaba, quítele el 666 a la dirección del estadio; póngale un aviso que diga NOSTRAslaDAMUS para Alemania.
Háblese con Noé y dígale que se consiga vaqueros para que lleven todo ese ganado para allá, que le voy a dar otra oportunidad a los constructores de catedrales, avenidas, edificios, estadios y al mundo entero; van a tener que compartir las graderías entre todos; acuérdese que en junio se inaugura el juego; trabajen urgente en todo, yo sólo quiero que los animales abran el compromiso. ¡Listo patrón!
Fue así como el sapo que alcanzó a oír la conversación regó el chisme por toda la tierra anunciando además con orgullo que la primacía de los animales para el acto de iniciación correspondía a los países que clasificaron al mundial.
Canal 8. Llegó el día anunciado. Las gestas deportivas esperadas; empezaron a llegar animales a la BIOCENOSIS, todos traían su propio nicho y había biotopos más que suficientes. El de Trinidad y Tobago estaba adornado con arrecifes de coral; muy despacio llegaban las tortuguitas porque traían su casa encima.
También había colibríes que se mezclaban con los faisanes de México, de donde también llegaban venados custodiados por su hermoso sol. De Costa Rica el yigüiro y los ganados que abrevaban debajo de los árboles de guanascuate.
Arribaban también las águilas calvas de Norte América y entre ellas, traían hermosas orquídeas.
Mas atrás y después de eliminar obstáculos y barreras aparecían barritando y en manada los elefantes de Angola, maullando el gato montés venido de Arabia llevaba una camiseta que decía “no mas al comercio de dátiles”.
De entre los mares Japón y Amarillo aparecía de Corea del Sur su representante el oso coreano.
Adornados con crisantemos y gladíolos se aprestaban a llegar los macacos y los tejones del Japón. De Brasil, a ritmo de zamba y con coronas de laureles, llegaban los pumas y los ocelotes; en los algarrobos del Paraguay se apostaban las lechuzas; de Argentina la tierra de Maradona, arribaban los pingüinos y el monógamo albatros.
Papagayos multicolores, tucanes, gallinetas y los galápagos a paso lento pero aplastante procedían del Ecuador.
Mas atrás el demonio de Tasmania venía de Australia y en sus pinos jugueteaban canguros y koalas. Búfalos de Costa de Marfil, hienas de Ghana, y leones de Túnez.
Por Alemania, la sede, pasaban y pasaban adornando el cielo las aves migratorias.
De Croacia arribaban los buitres de cabeza blanca, y seguían llegando, el zorro rojo de Holanda; gamuzas, marmotas e íbices de Italia y Polonia; con sus hermosas patillas el lince ibérico de Portugal; el águila esteparia de Ucrania; los ponys de Inglaterra; el alce símbolo nacional de Suecia.
De Serbia y Montenegro subían por los riachuelos bancos de truchas, a paso lento pero decidido el puerco espín de Francia; de Suiza venían por los Alpes los alces, y de la República Checa los últimos osos pardos.
Fue una inauguración fenomenal engalanada por hermosas mariposas, símbolo de transformación.
Y cuando se oyó el primer GOOOOOOOOOOOOOOL en las tribunas, dijo DIOS: esto era lo que yo quería, ¡arriba apóstoles nos vamos a jugar ¡
Con estas palabras todo el mundo enloqueció, desde hacía 2006 años el equipo de Jesús se aprestaba nuevamente a otra lucha pero ésta era futbolística y entonces… las vacas bramaron, las serpientes silbaban, el oso gruñía, el loro hablaba, los lobos aullaban, los ratones chillaban, los pavos graznaban, las cigarras carrucaban, el cerdo gruñía, gorgojeaban y trinaban los canarios, la cabra balaba, la gallina cacareaba, ululaba el búho, los asnos rebuznaban, el águila trompeteaba, la alondra cantaba, el cocodrilo lloraba… y el hombre feliz se disponía a superar la vida a través del fútbol. Caincito no supo qué más preguntar.

Julián Gallego Marulanda
jugama588[arroba]hotmail.com
Calle 32 No. 29-78 Casa 13 Alcalá 2 Girón – Santander