La misericordia no es una palabra abstracta, sino un estilo de vida, dijo el Papa en la Catequesis

REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz



Recordando las palabras del apóstol Santiago “la misericordia sin obras está muerta por dentro”, Francisco rogó a María, Madre de Misericordia, que “nos ayude a dar espacio a la fantasía de la caridad para que el camino de la misericordia sea cada vez más concreto”, en la Audiencia Jubilar del 30 de junio de 2016

“La vida diaria nos permite palpar tantas exigencias con relación a las personas más pobres y vulnerables. Encontramos situaciones dramáticas de pobreza y parece que no nos afecta; todo continúa como si eso fuera normal.

Quien ha experimentado la misericordia del Padre no puede permanecer indiferente ante las necesidades de los hermanos. Las palabras de Jesús no admiten respuestas evasivas: tenía hambre y me has dado de comer; tenía sed y me has dado beber; estaba desnudo, enfermo, en la cárcel, era prófugo y me has asistido. No se puede dar largas a una persona que tiene hambre: es necesario darle de comer. Las obras de misericordia no son teoría, sino testimonio concreto”. @jesuitaGuillo

(from Vatican Radio)