¡Stolat padre Lombardi!: los periodistas del vuelo papal despiden al padre Lombardi, por la conclusión de su servicio



(RV).- Una breve pero intensa conferencia de Prensa del Papa con los periodistas presentes en el vuelo de regreso que lo traía desde Polonia, fue el cierre de su 15° Viaje Apostólico Internacional, en donde celebró, junto a decenas de miles de jóvenes llegados de todo el mundo, la XXXI Jornada Mundial de la Juventud, en Cracovia.

El Pontífice respondió con su habitual estilo sencillo y ameno, sin tirarse atrás a ninguna pregunta que le presentaron los periodistas, que uno a uno, eran introducidos por el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede saliente, el padre Federico Lombardi, que con este viaje, concluyó su largo servicio al Papa y la Santa Sede.

A tomar la palabra, para agradecer al padre Lombardi por su trabajo, fue el periodista Antoine-Marie Izoard, de la agencia francesa I.Media. El periodista pidió permiso al Papa para hablar “en nombre de los colegas periodistas” y comenzó diciendo:

“Es imposible resumir 10 años de presencia del padre Lombardi en la Oficina de Prensa: con el Papa Benedicto, luego un inédito interregno y después su elección Santo Padre y las sorpresas sucesivas – dijo Izoard. De lo que ciertamente se puede hablar es de su disponibilidad constante, el empeño y la dedicación del padre Lombardi, su increíble capacidad de responder o no a nuestras preguntas, a menudo extrañas: y éste también es un arte. Y después también su humorismo, un poco británico: en todas las situaciones, aun en aquellas peores. Y de ejemplos tenemos tantos”.

“Obviamente recibimos con alegría a sus sucesores, dos buenos periodistas, prosiguió Antoine-Marie Izoard, dirigiendo su mirada al padre Lombardi, pero – aclaró – no olvidamos que usted además de periodista era y es todavía hoy un sacerdote y también jesuita”.

El periodista francés aseguró al padre Lombardi que no dejarán de “festejar dignamente en septiembre su partida para otros servicios, pero queremos presentarle ya nuestras felicitaciones”.  Felicidades – le deseó – por la fiesta de San Ignacio, y luego ¡larga vida, de 100 años, como se dice en Polonia, de servicio humilde!”. Y citando la palabra usada en ocasión de cumpleaños en Polonia, que sirve y se canta también para expresar buenos deseos, buena salud y una larga vida a una persona, el periodista francés exclamó finalmente:

¡Stolat padre Lombardi!

(María Cecilia Mutual – Radio Vaticano)

 

 

 

(from Vatican Radio)