“Trabajamos en África y en todo el mundo con los más necesitados, como nos pide el Papa”



(RV).- La lluvia que este miércoles asoló Roma no impidió que miles de fieles acompañaran al Papa Francisco durante su audiencia general. Es el caso de las hermanas de la Congregación de la Inmaculada Concepción de Castres, también conocidas como “las Hermanas Azules”, quienes llegaron a Roma en peregrinación en un grupo de 22 religiosas para “volver a las fuentes primarias”. “Venimos desde diferentes lugares, desde Brasil, Uruguay, Argentina y Benin, África, y estamos alucinadas con la cantidad de gente que atrae el Papa”, explica la hermana española Conchita García.

Por su parte, Begoña, también de las Hermanas Azules, asegura que le “ha llegado al corazón el mensaje de acogida que nos pide el Papa, de ayudar a los más necesitados”, y detalla que ella vive en Benin y trabaja junto con tres hermanas y dos trabajadores sociales en un centro de acogida con “todos los que la sociedad echa, drogadictos, prostitutas, niñas abusadas….”. Las religiosas se muestran orgullosas de la congregación que fundó la santa Jeanne –Emilie de Villeneuve, “gracias a ella estamos con los pobres, y eso lo sabe Papa Francisco, quien la canonizó el año pasado aquí”.

(MZ-RV)

(from Vatican Radio)