Papa Francisco: Volver a encontrar el sentido de la política



(RV).- El Santo Padre Francisco comenzó sus actividades públicas el último miércoles de noviembre, recibiendo en audiencia, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, a los participantes en la peregrinación de políticos franceses elegidos en la Región de Ródano – Alpes, acompañados por el Cardenal Philippe Barbarin y por los Obispos de la Provincia de Lyon.

A todos ellos el Papa – recordando que han querido realizar un recorrido que prolonga el Jubileo de la Misericordia – les dijo que en el actual contexto internacional, marcado por frustraciones y temores, intensificados por los atentados y la violencia ciega que, de esta manera, han atormentado tan profundamente a su país, es importante buscar y desarrollar el sentido del bien común y del interés general.

Junto a los Obispos de Francia, el Sucesor de Pedro subrayó asimismo la necesidad, “en un mundo que cambia, de volver a encontrar el sentido de la política”. Además, el Papa Bergoglio reafirmó la riqueza de potencialidades y diversidades que caracterizan a esta nación, de donde deben surgir oportunidades, con la condición de que los valores republicanos de libertad, igualdad  y fraternidad no sean sólo enarbolados de manera ilusoria, sino profundizados y comprendidos en su verdadero fundamento que es trascendente.

Después de afirmar que está plenamente en juego un verdadero debate sobre los valores y las orientaciones reconocidos comunes para todos, el Pontífice afirmó que los cristianos están llamados a participar en este debate junto a los creyentes de las demás religiones y a todos los hombres de buena voluntad, incluidos los no creyentes, a fin de promover el crecimiento de un mundo mejor.

De ahí que haya destacado que la búsqueda del bien común que los anima los debe conducir a escuchar con especial atención a todas las personas que padecen condiciones de precariedad, sin olvidar a los emigrantes que han huido de sus países a causa de la guerra, de la miseria y de la violencia. Y añadió que de este modo, en el ejercicio de sus responsabilidades, podrán contribuir a la construcción de una sociedad más justa y más humana, una sociedad acogedora y fraterna.

Por último, Francisco encomendó su recorrido a Cristo, fuente de nuestra esperanza y de nuestro empeño al servicio del bien común, a la vez que impartió su bendición apostólica sobre todos ellos, sus familias y su país.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

(from Vatican Radio)