Febrero, el mes de la esperanza también para el Papa



(RV).- El Papa Francisco, durante sus saludos después de rezar la oración mariana del Ángelus, envió su apoyo al grupo venido con ocasión del “Día Mundial de las Enfermedades Raras” que será pasado mañana 28 de febrero y les deseó, tanto a los pacientes como sus familiares, que tengan una adecuada ayuda tanto a nivel médico como legislativo.

El “Día Mundial de las Enfermedades Raras”  fue establecido en el año 2008 un 29 de febrero, precisamente un día considerado raro en nuestro calendario. Desde entonces, el último día del mes de febrero se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Raras para crear conciencia y mejorar el acceso al tratamiento y a la representación médica de los individuos con patologías poco frecuentes y sus familiares.

El lema de este año 2017 es: “Con la investigación, las posibilidades son ilimitadas”. Febrero, el mes de la esperanza y en el que cada año, desde 2006,  la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) celebra en coordinación con la Organización Europea de Enfermedades Raras (EURORDIS) y con la I Alianza Iberoamericana de Enfermedades Raras (ALIBER) una Campaña de Sensibilización enmarcada en el Día Mundial de las enfermedades raras.

PALABRAS del PAPA FRANCISCO después de la oración mariana del Ángelus:

Queridos hermanos y hermanas,

Dirijo un cordial saludo a todos ustedes peregrinos de Roma, de Italia y de diferentes países,
Saludo a los fieles polacos de Varsovia y de otras localidades que han hecho una peregrinación mariana; y de España a aquellos de Ciudad Real y a los jóvenes de Formentera.
Saludo a los jóvenes de Cuneo, Zelarino, Mattarello y Malcesine, Fino Mornasco y Monteolimpino; a los candidatos de Cavenago d’Adda, Almenno San Salvatore y Serravalle Scrivia; a los fieles de Ferrara, Latina, Sora, Roseto de los Abruzzos, Creazzo y Rivalta sul Mincio.
Saludo al grupo que ha venido con ocasión del “Día de las enfermedades raras”, que será pasado mañana, gracias, gracias a ustedes por todo aquello que hacen, gracias y espero que los pacientes y sus familias sean apoyados adecuadamente en el difícil camino, tanto a nivel medico como legislativo.
A todos les deseo un buen domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista!

Traducción del italiano: (Mireia Bonilla- RV)

(from Vatican Radio)