Oración del Papa por tragedia en China y saludos y bendición a peregrinos del mundo después del Ángelus



(RV).-  Al final del rezo de la oración mariana el Obispo de Roma saludó a los fieles y peregrinos presentes.  El Papa empezó recordando un desastre natural en China causado por lluvias torrenciales. La plegaria del Pontífice se dirigió a las víctimas y los damnificados, pidiendo consuelo para ellos y por quienes los socorren.

En sus saludos Francisco resaltó la beatificación en Lituania del Obispo Matulionis, asesinado por odio a la fe en 1962: “valiente defensor de la Iglesia y de la dignidad del hombre”.

Mencionando a varios grupos internacionales presentes hoy en Roma, el Papa se dirigió especialmente a los fieles chilenos de Santiago, Rancagua y Copiapó.

Saludos del Papa al final del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas,

Expreso mi cercanía a la población china de Xinmo golpeada ayer por la mañana por un desprendimiento causado por fuertes lluvias. Rezo por los difuntos y los heridos y por todos los que han perdido su casa. Dios consuele a las familias y apoye a los socorristas. Les estoy muy cercano.

Hoy, en Vilna (Lituania), es proclamado Beato el Obispo Teofilo Matulionis, asesinado por odio a la fe en 1962, cuando tenía casi 90 años. Demos gracias a Dios por el testimonio de este valiente defensor de la Iglesia, de la fe y de la dignidad del hombre. Lo saludamos con un aplauso, a él y a todo el pueblo lituano. 

¡Dirijo mi saludo a todos ustedes, romanos y peregrinos! De manera particular, saludo al Arzobispo Mayor, a los Obispos, a los sacerdotes y a los fieles de la Iglesia greco-católica ucraniana, así como también a los peregrinos de Bielorrusia, que recuerdan el 150° aniversario de la canonización de San Josafat.  Me uno espiritualmente a la Divina Liturgia que celebran dentro de poco en la Basílica de San Pedro, invocando del Señor para cada uno el valor del testimonio cristiano y el don de la paz para la querida tierra ucraniana.

Saludo a los ministrantes de Komorow (Polonia) y a los demás fieles polacos, con un pensamiento también  para  los peregrinos al Santuario de la Madre de Dios de Gietrzwałd.  Saludo a los fieles chilenos de Santiago de Chile, Rancagua y Copiapó, como también a aquellos de Montpellier y de Córcega. Saludo a los confirmandos de Tombolo y a la peregrinación de la Orden de los Mínimos de San Francisco de Paula.

Deseo a todos un buen domingo y, por favor no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista!

 

(Raúl Cabrera- Radio Vaticano)

(from Vatican Radio)