La mancha de aceite se va

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, promedio: 3,29 de 5)
Cargando…

La mancha de aceite se va. Justo antes de la conferencia, se invitó al orador a un refrigerio. El destino quiso que lo único grasiento que había le cayera encima dando tumbos y decorándole la corbata de arriba abajo. Como siempre, después del desconcierto, estupor… Un tipo práctico se lanzó: – Yo conozco un remedio…
Leer anécdota


Una birra, por capricho

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Ante la puerta de una agencia de transportes de Hamburgo (Alemania), dos hombres acababan de cargar un camión, cuya mercancía deberían llevar aquella misma tarde a un almacén de Harburg. La población enclavada al otro lado del río Elba. Konrad Wolnik conducía el camión. De anchas espaldas, alto y robusto, con un genio endiablado y…
Leer anécdota


Haré católico a mi marido…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

“Mi esposo se convirtió al catolicismo cuando yo aprendí a vivir como católica”. Poco antes de casarme, mi párroco me previno sobre las dificultades que me esperaban con un compañero que no pertenecía a mi credo. -Yo lo haré católico, dije jactanciosamente. -No se puede hacer católico a nadie, hijita mía, -me respondió. Eso es…
Leer anécdota


El caso de la White Chapel (W.C.)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, promedio: 4,35 de 5)
Cargando…

Los mensajes son para los que los pueden escuchar. Hablar claramente y de las mismas cosas: COMUNICAR. En cierta ocasión una familia inglesa, pasaba unas vacaciones en Escocia, y en uno de sus paseos, observaron una casita de campo que de inmediato les pareció cautivadora para su próximo verano. Indagaron quien era el dueño de…
Leer anécdota


Ponerse en ocasión de hacer el mal es ya hacerlo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…

¿Pero cómo puede el deseo de conocimiento llevarnos por mal camino? San Agustín cuenta la historia de cómo su amigo Alipio asistió a los juegos de gladiadores en Roma, y estaba decidido a cerrar sus ojos en el momento de la muerte del perdedor. Había decidido que incluso si sus amigos habían traído su cuerpo…
Leer anécdota


Lo que hizo un niño para parar una pelea

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 3,75 de 5)
Cargando…

Don Bosco narra en la vida de Domingo Savio, un episodio que es realmente impresionante. Este hecho bastaría por sí solo para inmortalizar la memoria de Domingo. El hecho es el siguiente. Un día, un compañero de clase de, se le acercó y llamándole aparte le dijo: -Mira Domingo, te voy a decir algo grave…
Leer anécdota


Hay que leer más…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Hay que leer más… Un pequeño error de apreciaciónCuentan los escritos del toreo que hasta el siglo XX nadie corría más riesgo en una plaza de toros que los picadores. Montados a lomos de caballos sin protección alguna, eran el blanco perfecto para ser víctimas de la pujanza de los toros.Y cuenta por ello la sabiduría…
Leer anécdota