Resultados de la búsqueda para: Kipling Rudyard



EL SEGUNDO LIBRO DE LA SELVA (KIPLING RUDYARD)

El éxito de El Libro de la Selva, movió a Rudyard Kipling a escribir un año después El Segundo Libro de la Selva, afortunadamente una continuación, más que una segunda parte, del primer libro. A una sociedad natural que ha conseguido la armonía y, con ella, la verdadera libertad gracias al sometimiento a un estricto código moral y de conducta, la Ley de la Selva, vuelve Mowgli, el cachorro humano adoptado y educado por lobos. Mowgli no es una criatura salvaje, y menos aún un joven convencional. El héroe de estos relatos simboliza el difícil pero necesario equilibrio entre los hombres y el medio en que éstos, aunque lo olviden, hunden lo que hace posible su existencia.

KIM (KIPLING RUDYARD)

Los ooryas se rieron; el montañés avanzó amenazador. El lama, de pronto, elevó la cabeza y su sombrero gigantesco quedó totalmente iluminado por la luz del fuego que Kim acababa de encender...

PUCK, DE LA COLINA DE POOK (KIPLING RUDYARD)

En esta obra, Rudyard Kipling recurre a un personaje de Shakespeare, el duende Puck de "El sueño de una noche de verano", para relatar e hilvanar una selección de historias que vivifican fragmentos sustanciales de la historia de Inglaterra. El travieso duende, convertido por Kipling en un excepcional conocedor tanto del mundo mágico como de los remotos sucesos de su país, acompañará a Dan y a Una, dos hermanos deliciosamente naturales y espontáneos, en un viaje singular, poblado de caballeros normandos y sajones, piratas daneses, legionarios romanos, artistas del Renacimiento y prestamistas judíos.

STALKY & CÍA (KIPLING RUDYARD)

El presente es, en cierto modo, una novela autobiográfica, en la que Rudyard Kipling retrata su paso por un internado británico. El autor se transmuta en el niño que fue y convierte el ingenio en foco de risas y canto a la infancia como única etapa libre de la hipocresía generalizada entre los adultos. Tal como lo plantea Kipling, la labor de convertir a los muchachos en hombres de provecho se estructura como una lucha con dos bandos claramente diferenciados: los niños, que quieren que se les deje ser niños, y sus guardianes, que han de conseguir que dejen de serlo. A lo largo de la novela ambos grupos luchan por su postura; los adultos juegan con ventaja porque su razón tiene al futuro de su parte, pero la razón de los niños es mucho más divertida...