Refranes y Protocolo – El saber popular aplicado al protocolo (III)

Comprenderlo todo es perdonarlo todo.No juzguemos actitudes y comportamientos que no compartimos. Es síntoma de buena educación comprender comportamientos ajenos, sin recriminarlos. Siempre es mejor excusarlos que ridiculizarlos. Ahi se ve la grandeza de una persona. Oir, ver y callar, recias cosas son de obrar.Se podría equiparar a “La prudencia es la madre de la…
Leer anécdota


LA CÁRCEL

En ella, un reo había sido sentenciado a morar por siempre en una vieja, sucia y oscura mazmorra. No queriendo arrepentirse de su desatinada vida, orgulloso gritó que de alguna forma escaparía. El rey, en un acto de misericordia y gracia, le dijo que le perdonaría todo si encontraba la única salida existente. Su celda…
Leer anécdota


El Headhunter (cazatalentos)

Caifás Jewish se encontraba en su despacho de la Jordan Consulting Corporation. En la que llevaba trabajando desde el año 1 a. C. Debía a cabar un informe que debía remitir en la próxima caravana de mercaderes que se dirigían a Nazaret al día siguiente. El destinatario del informe, Jesús Nazareno, era el accionista mayoritario…
Leer anécdota


No es un ladrillo, hombre…

En cierta ocasión, un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena. Iba pensando de esta forma: Si tuviera un coche nuevo, sería feliz. Si tuviera una casa grande, sería feliz. Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz. Si tuviera una mujer perfecta, sería feliz……. De repente se encontró una bolsita llena de piedras. Al…
Leer anécdota


El obrero que no puso diligencia

Había una vez un hombre que era un obrero muy eficiente. Había trabajado por muchos años para una gran compañía; y un dia alcanzó la edad suficiente para retirarse. El constructor, u patrón le pidió que hiciera una última cosa, éste sería ya su último encargo. El obrero aceptó el trabajo, pero no lo hizo con todo…
Leer anécdota


La abuelita sabía cómo hacer una mujer…

Mi Querida Nieta: ¡Que rápido pasa el tiempo! Me parece que fue sólo ayer cuando cantaba canciones de cuna para hacerte dormir. Aún recuerdo cuando me buscabas ansiosa para que te contara o leyera algunos cuentos de hadas. Hoy ya eres toda una mujer y tienes tu propio hogar. Ahora eres tú la madre y…
Leer anécdota