En nombre del Papa, fondos para crear puestos de trabajo para los refugiados en Jordania



(RV).- Siguiendo la voluntad del Santo Padre Francisco, los fondos recaudados en el pabellón de la Santa Sede en la Expo de Milán 2015 han sido destinados al proyecto “Promover oportunidades de trabajo para iraquíes desplazados en Jordania”.

La iniciativa – informa en un comunicado el Pontificio Consejo Cor Unum – ha sido realizada por Caritas Jordania en el Centro de Santa María de la Paz de Amán. La cifra destinada a este proyecto es de 150 mil dólares, donados libremente por los numerosos visitantes del pabellón de la Santa Sede en la Exposición de Milán.

El proyecto, presentado al Pontificio Consejo Cor Unum que lo ha evaluado en colaboración con el Pontificio Consejo de la Cultura, tiene el objetivo de llevar a la práctica el deseo del Papa: utilizar lo recaudado en el pabellón de la Santa Sede en la exposición de Milán, en favor de los más débiles que están sufriendo las consecuencias de la guerra en Siria e Iraq, es decir, refugiados, sus familias y sus hijos, que en gran parte se encuentran hoy en Jordania, uno de los principales países de acogida. En efecto – continúa el comunicado – son 130 mil los iraquíes presentes en el este país, casi el 1,3 por ciento de la población, mientras que los sirios son más de un millón, 300 mil. Las cifras aumentan si se consideran también a aquellos que no se han registrado todavía a través de las Naciones Unidas.

El director de Caritas Jordania, Wael Suleiman, ha dicho que no obstante el empeño de la Iglesia local y de las autoridades gobernativas, es extremamente difícil encontrar trabajo para los refugiados: “muchos lo buscan para vivir más dignamente, frecuentemente sin tener contratos. Pero el mercado no ofrece muchas oportunidades”.

En este sentido el proyecto servirá  para asegurar un trabajo pagado regularmente a 15 refugiados iraquíes, empleándolos en la producción de conservas y en la cultivación y venta de aceite y hortalizas. Además de los 15 empleados, se beneficiarán de las ganancias los relativos núcleos familiares, los cuales podrán de este modo auto-mantenerse. El proyecto proporcionará también un curso de formación profesional de carpintería, agricultura e industria alimentaria para alrededor de 200 iraquíes al año. La cifra destinada cubrirá los gastos de los primeros seis meses, mientras que la fase de auto-mantenimiento debería iniciar inmediatamente después, gracias a la recaudación de las ventas de los productos.

El proyecto será inaugurado el 12 de mayo próximo ante la presencia del Sub-Secretario del Pontificio Consejo Cor Unum, Mons. Segundo Tejado Muñoz, que visitará Amán del 11 al 13 del mismo mes.

(MCM-RV)

(from Vatican Radio)

Más anécdotas: