El Prelado a los nuevos diáconos: “Sed dignos de la amistad de Cristo”

Homilía íntegra del Prelado del Opus Dei en las ordenaciones diaconales.

En su homilía, el Prelado señaló que “a los ministros sagrados se dirigen de modo especial las palabras de Jesús en el Evangelio de la Misa que hemos leído: vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que os mando (Jn 15, 14). ¡Qué maravillosa es esta promesa divina, dirigida a todos y dirigida a vosotros! Con su ayuda y la oración de tantas personas, seréis dignos de esta amistad, cumpliendo la promesa de Jesús: os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca“.

Los diáconos proceden de 16 naciones diferentes. Después de años de pertenencia a la Prelatura y de realizar los estudios pertinentes, reciben ahora el diaconado y serán ordenados sacerdotes el próximo 29 de abril.

Los nuevos diáconos son:

  • Alejandro Pardo Fernández (España)
  • Etienne Montero Redondo (Bélgica)
  • Andrés Echevarría Escribens (Perú)
  • Giovanni Manfrini (Italia)
  • Erwin See (Filipinas)
  • Álvaro Ruiz Antón (España)
  • Javier Ruiz Antón (España)
  • Rafael Peró Baig (Líbano)
  • Salvador Rego Bárcena (Canadá)
  • Carlos Aníbal Valencia Ospina (Colombia)
  • Diogo da Cunha e Lorena de Brito (Portugal)
  • Francisco José Chapa Sancho (España)
  • Luigi Vassallo (Italia)
  • Pablo Rojo Mardones (España)
  • Martin Mundia Gikonyo (Kenia)
  • Álvaro René Villamar Rosales (Guatemala)
  • Álvaro Javier Mira García (España)
  • Alexander Vaz Serrano (España)
  • Santiago Callejo Goena (España)
  • Joseph Frederick Keefe (Estados Unidos)
  • Daniele Guasconi (Italia)
  • Francisco Javier Bordonaba Leiva (España)
  • Phillip Joseph Elias (Australia)
  • John Paul Watson (Australia)
  • Rafael Alejandro Quintero Pérez (Venezuela)
  • António Maria Braga Dias Alves Mendes (Portugal)
  • Benjamín Goldenberg Ibáñez (Chile)
  • Gerard Jiménez Clopés (España)
  • Dante Parado Estepa Jr. (Filipinas)
  • Adam Andrzej Sołomiewicz (Polonia)
  • Ricardo Guillermo Bazán Mogollón (Perú)

Anécdota de Anecdonet.com