ANTE LA CAMPAÑA DE EUROPA LAICA

CALUMNIA QUE ALGO QUEDA: DESPUÉS DE OBLIGAR A LA IGLESIA A HACER PÚBLICAS LAS CUENTAS LOS LAICISTAS LAS CAMBIAN A SU ANTOJO.
NO DEJES QUE LA REALIDAD EMPAÑE UNA BUENA HISTORIA, es el lema del mal periodista…

Elementos de ultraizquierda como Europa Laica y el diario Público vuelven a la carga contra su chivo expiatorio favorito. 

Jesús Bastante -ese fenómeno que en 2009 consiguió que Público pusiese en portada un bulo ya desmentido- firma hoy un artículo en el que asegura que la Iglesia recibe del Estado 10.000 millones de euros al año, y añade lo siguiente: “Algunos estudios de próxima publicación concluyen además que anulando las subvenciones a la Iglesia no sería necesaria la ampliación de la jubilación a los 67 años.” 
Según Bastante, esas ayudas a la Iglesia le cuestan 200 euros a cada español anualmente. Eso sí, don Jesús se encarga de destrozar esa estadística al incluir en la media la asignación a la Iglesia Católica en el IRPF, una asignación voluntaria que sólo marcamos aquellos que libremente queremos destinar una parte de nuestros impuestos a la Iglesia. Se trata de una libertad que no tenemos, por ejemplo, para decidir si queremos que nuestros impuestos vayan a partidos políticos y sindicatos a los que no votamos y en los que no militamos, y cuya aportación a la sociedad es más que discutible.

La Iglesia ahorra al Estado 4.148 millones de euros en educación

Lo que no cuenta el Lobby cristianofóbico es lo que la Iglesia aporta al Estado y a la sociedad. 

La Memoria Justificativa de Actividades de 2008 publicada por la Conferencia Episcopal indica, por ejemplo, que son 4.148 millones de euros de ahorro al Estado ya sólo en educaciónUn documento publicado por la CEE en julio de 2008 indicaba lo siguiente:“Según datos del propio Ministerio de Educación, una plaza en un centro público tiene un coste anual de 3.518 €
Por su parte, en un centro concertado esa misma plaza cuesta al erario público únicamente 1.841 €
Un total de 1.370.151 alumnos reciben su educación en colegios católicos. Los padres de esos niños pagan impuestos igual que todos, pero por una cuestión de ideología la izquierda lleva mal que elijan la enseñanza católica, aunque le resulte más barata al Estado. De ahí campañitas como la desatada por Público y Europa Laica.
Sigue la defensa de las cifras que aportan los cristianos a los laicistas