El juicio implacable de los niños

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El juicio de los niñosCon el paso del tiempo, los hijos juzgarán con dureza el haberles mimado, ese haberles ahorrado todo sacrificio, y tantas oportunidades de robustecer su voluntad. Una historia de toda la vida da la vuelta en la mente de los niños. Es una explicación convincente…. El juicio de los niños Leí no…
Leer anécdota


Creer en Dios (Fe)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Buscando a Dios por todos sitios: ¿Dónde estás? Hartos de buscar la felicidad en lo que no nos la puede dar, echamos una mirada alrededor buscando a esa fuente de felicidad que se esconde de nosotros. ¿Dónde estás? No creemos en Dios por los curas. Ellos son como los cuchillos y los tenedores: instrumentos de…
Leer anécdota


Soberbia: Lo difícil que es aceptar críticass

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Érase una vez la caperucita roja fue a visitar a su abuelita, sin saber que a su abuelita se la había comido el lobo, entra a la casa y dice:- Abuelita, qué ojos mas grandes tienes – Es para verte mejor,- Abuelita qué orejas mas grandes tienes- Es para escucharte mejor- Qué nariz mas grande…
Leer anécdota


UNA HISTORIA DE ATEÍSMO Y CONVERSIÓN

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

   UN ATEO DE PATA NEGRA… Dios existe; yo me lo encontré    André Frossard nació en Francia en 1915. Como su padre, Ludovic-Oscar Frossard, fue diputado y ministro durante la III República y primer secretario general del Partido Comunista Francés, Frossard fue educado en un ateísmo total. Encontró la Fé a los veinte años, de…
Leer anécdota


LA PREGUNTONA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: O somos dioses o somos criaturas. LA PREGUNTONA Erase una vez la caperucita roja fue a visitar a su abuelita, sin saber que a su abuelita se la había comido el lobo, entra a la casa y dice: – Abuelita, qué ojos mas grandes tienes  – Es para verte mejor, –…
Leer anécdota