La abuelita sabía cómo hacer una mujer…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, promedio: 4,56 de 5)
Cargando…

Mi Querida Nieta: ¡Que rápido pasa el tiempo! Me parece que fue sólo ayer cuando cantaba canciones de cuna para hacerte dormir. Aún recuerdo cuando me buscabas ansiosa para que te contara o leyera algunos cuentos de hadas. Hoy ya eres toda una mujer y tienes tu propio hogar. Ahora eres tú la madre y…
Leer anécdota


Lo que un rey aprendió de un mago sobre la muerte

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

EL TEMIDO ENEMIGO Había una vez, en un reino muy lejano y perdido, un rey al que le gustaba sentirse poderoso. Su deseo de poder no se satisfacía sólo con tenerlo, él, necesitaba además, que todos lo admiraran por ser poderoso, así como la madrastra de Blanca Nieves no tenía bastante con verse bella, también…
Leer anécdota


Cada una es la última oportunidad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Varios años han pasado: queremos saber la verdad Una historia real, en la que hemos cambiado algunos nombres y algunos lugares. Relatada por Santi. La historia comienza un miércoles de marzo de 2004. Trabajo en Madrid en un conocido banco que tiene filiales por todo el mundo.Aquellos días eran especialmente movidos, pues me acupaba de…
Leer anécdota


Cartas de hijos a sus padres (o progenitores)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,56 de 5)
Cargando…

CARTA DE UN HIJO A TODOS LOS PADRES DEL MUNDONo me grites. Te respeto menos cuando lo haces. Y me enseñas a gritar a mí también y yo no quiero hacerlo.Trátame con amabilidad y cordialidad igual que a tus amigos. Que seamos familia, no significa que no podamos ser amigos.Si hago algo malo, no me…
Leer anécdota


ESTAR PREPARADO CUANDO SALTA LA LIEBRE

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Relato verídico: estar preparado para cuando salte la liebre. La historia comienza un miércoles de marzo de 2004. Trabajo en Madrid en un conocido banco que tiene filiales por todo el mundo. Aquellos días eran especialmente movidos, pues me acupaba de un grupo de argentinos con los que ultimaba algunas operaciones. Vino a verme Jorge,…
Leer anécdota