¿Por qué a los hombres y a las mujeres nos cuesta tanto entendernos? ¿Por qué los hombres están más predispuestos a tener sexo? ¿Estamos condenados a no comprendemos nunca? ¿Por qué las mujeres corren menos riesgos físicos que los hombres? ¿Quieres descubrir al gran compañ[email protected] que tienes al lado? No es imprescindible tener los mismos gustos, pero sí las mismas intenciones. Comunicarnos bien y ser felices en pareja no es incompatible con el fútbol, las compras, el sexo, el tipo de conversaciones o la forma de tener ocio. En ¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas? encontrarás las claves para aprender a convivir y las respuestas que te darán solución a estas preguntas. Las parejas son para disfrutarse, no para sufrir