Perdices

No tengo tiempo para Dios

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

¡Uy, cuánto lío tengo! Una Señora donó en Helsinki una suma enorme de dinero para un centro de formación de la juventud. Veía la importancia de la iniciativa y confiaba en quienes la iban a llevar adelante. Uno de ellos […]


Dios llama, también hoy, en primera persona: cuatro historias

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

No te lo pierdas. Son historias de la calle: un dirigente sindicalista de Madrid, un estudiante de 2º de Bachillerato, vocación en el matrimonio, y la historia de Tomás. Son historias que pasan hoy también pero que la tele no airea, por que no interesan. Sólo las saben aquéllos a quienes conceirnen. Y, ahora, a […]