La gaviota

La miel no está hecha para la boca del

Muchas veces pensamos que para los demás lo mejor es lo que lo es para nosotros, e intentamos imponer nuestras ideas y costumbres y no nos damos cuenta que eso no es lo que ellos necesitan.

Había una vez una gaviota que volando llegó sin darse cuenta a un pais
muy tierra adentro donde no conocían ese tipo de ave; los habitantes al
verla se quedaron realmente sorprendidos y la llevaron a para
que el la viera, todos pensaron que a un visitante tan magnífico
tenían que darle un recibimiento y homenaje como merecía y decidieron
hacerlo en el .

Una vez ahí encendieron incienso, algo que
a los pulmones de la gaviota no le hacía nada bien, pusieron musica,
que los oídos de la gaviota no soportaban, le dieron de comer y beber
cosas que no eran adecuadas para ella.

Después de unos días el corazón de la gaviota se paró.