En los momentos alegres o tristes, confiemos en el Señor

Ciudad del Vaticano, 3 enero 2016 (VIS).- Al finalizar el rezo mariano, el Papa saludó a los peregrinos presentes y renovó a todos su deseo de paz y de bien en el Señor. ”¡En los momentos alegres y en aquellos tristes -añadió-, confiemos en Él, que es nuestra misericordia y nuestra esperanza!.

Recordó también el compromiso que asumimos el primer día del año, Jornada de la Paz: Vence la indiferencia y conquista la paz. ”Con la gracia de Dios -dijo-, podremos ponerlo en práctica” y mencionó asimismo el consejo que muchas veces nos ha dado de llevar un pequeño Evangelio en el bolsillo y leer todos los días un párrafo ”para conocer mejor a Jesús, para abrir nuestro corazón a Jesús, y así podemos hacerlo conocer mejor a los demás”. 

Más anécdotas: