“Resulta ser que ser un jefe no era lo que había anticipado. Cualidades que había considerado como debilidades fueron en realidad fortalezas con uso con mi equipo», — Alex Blumberg