Había una niña que era muy crédula. Creía todas las leyendas que escuchaba. Un día, escuchó una leyenda sobre un monstruo que vivía en el bosque. Fue al bosque a buscar al monstruo y nunca más la volvieron a ver.