Luchar por amor hasta el último instante. Este es nuestro destino en la tierra.

(De san )