Estaba caminando a casa desde la escuela cuando vi a un hombre caminando hacia mí. Tenía un cuchillo en la mano y una mirada enloquecida en sus ojos. Corrí hacia el otro lado lo más rápido que pude.