La honesta se debe satisfacer con la obra y en silencio.

Dante