Salgo a dar un paseo por la playa, cuando veo una foca nadando hacia mí. No le doy importancia, hasta que se acerca demasiado y veo el hambre en sus ojos.