Me viene a la mente la parábola del rico epulón y del pobre Lázaro, que “presenta dos modos de vivir que se contraponen”. Así, en el resumen “el rico disfruta de una vida de lujo y derroche” en cambio, “Lázaro está a su puerta en la más absoluta indigencia, y es una llamada constante a la conversión del opulento, que este no acoge”.

Después de la muerte “el rico fue condenado a los tormentos del infierno, no por sus riquezas, sino por no compadecerse del pobre”. En su desgracia, ha añadido, pidió ayuda a Abrahán, con quien estaba Lázaro. “Pero su petición no pudo ser acogida, porque la puerta que separaba al rico del pobre en esta vida se había transformado después de la muerte en un gran abismo”.

Dejamos una noticia de derroche:

Mayordomo, chófer y tiburones: así es la habitación de hotel más cara del mundo

Se trata de una espectacular estancia exclusiva, solo apta para los bolsillos más preparados y que está llena de absolutamente todo tipo de lujos. Además de su increíble tamaño y su elevado precio, puede presumir de contar con una de las piscinas en voladizo más grandes del mundo, spa privado, un jacuzzi con vistas a la ciudad y seis obras de arte exclusivas, todas ellas diseñadas por el artista británico Damien Hirst.

Entre todas ellas, la que más destaca es la que impacta al visitante a simple vista: un acuario con dos tiburones. En realidad, se trata de un mueble cristalera en el que aparecen ‘Ganador’ y ‘Perdedor’, dos escualos que en algún momento de sus vidas surcaron los mares pero que, ahora, disecados se encargan de recibir a los visitantes que se lo pueden permitir. Pero no es el único ‘delirante’ menaje con el que nos encontramos en la habitación.

(…)

Pero poder vivir una experiencia única en esta habitación tiene truco: solo se puede reservar por vía telefónica, tras superar una exhaustiva entrevista y, por si fuera poco, la estancia mínima es de dos noches, por lo que necesitarás cerca de 200.000 euros para vivir una experiencia única e inigualable. Eso sí, los harás en un hotel de Las Vegas donde, precisamente, la diversión está absolutamente en el exterior: por algo es la ciudad que nunca descansa.

Fuente de la noticia https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-03-06/habitacion-hotel-mas-cara-mundo-palms-casino-beach_2485223/