Qué pasa en el quirófano con el aborto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

ABRE LOS OJOS

No existe una interrupción voluntaria del embarazo. Se llama aborto.

El aborto es real: no mires a otro lado. 
Deja que tu conciencia se tranquilice, que tus ojos no sangren más.

Lee la descripción médica del aborto, sin detalles innecesarios.

Luego haz lo que tu alma te pida. Sé sincera contigo misma.

Continúa, valiente, es una deuda con tu conciencia…

Leer descripción médica del aborto…

Anécdota sobre el aborto

Vale la pena, para entender mejor, leer las descripciones médicas de cómo es un aborto. Mucha gente sabe que el aborto está mal, pero no les importa porque no saben de verdad cómo es de malo.

Se imaginan que el aborto es un mal benigno. Nunca han sido sacudidos hasta la médula por la realidad del aborto, ya sea por medio de fotos o de una descripción de los métodos empleados para realizarlo. Nunca se han permitido a sí mismos el sentirse abrumados o indignados por esta macabra realidad. Nunca han llorado por esta tragedia. No han permitido que se les parta el corazón de dolor por ello.

Desde luego, también es verdad que hay mucha gente que escucha estas descripciones de lo que es el aborto o ve fotos del mismo y todavía no les importa. Pero el hecho es que queda suficiente gente que aún tiene una conciencia que funciona. Cuando las personas escuchan lo que es el aborto o ven fotos del aborto, se horrorizan y se sienten motivadas a hacer algo para ponerle fin.

En el portal PRIESTSFORLIFE ofrecemos un enlace, , en el cual también presentamos fotos acerca del aborto. Normalmente el médico notará primero una cierta cantidad de líquido amniótico, seguido de la placenta y de pedazos fetales, los cuales son más o menos identificables (Dr. Warren Hern, Abortion Practice, p. 114, en la sección sobre “El aborto en el primer trimestre”). “El título oficial de mi cargo … era ‘trabajadora de la salud’. Realicé varias labores de laboratorio, dirigí grupos … y asistí al abortista, lo cual incluía el ayudarlo durante el aborto y luego corroborar y asegurarme de que todos los pedazos del bebé estuvieran en el recipiente de recolección. Nunca olvidaré, en los abortos de segundo trimestre, el sostener unos pequeños pies ante un diagrama adosado a la pared para asegurarme de la edad del bebé” (Dina Madsen, Testimony of an abortion provider).

El procedimiento cambia significativamente a las 21 semanas, debido a que los tejidos fetales son más resistentes y difíciles de descuartizar. Este problema se acentúa por el hecho de que la pelvis fetal puede alcanzar una anchura de hasta 5 cm. El principal problema ya no es el cráneo, porque se puede lograr que este colapse. Hay otras estructuras que presentan mayores dificultades, como la pelvis … Es posible que se necesite unas tijeras largas y curvas para decapitar y desmembrar al feto…” (Dr. Warren Hern, Abortion Practice, p. 134).

“… el cirujano entonces ejerce presión con sus tijeras, para que estas penetren en la base del cráneo … Una vez que han penetrado con seguridad en el cráneo, abre las tijeras para ensanchar la abertura. El cirujano retira las tijeras e introduce un catéter de succión a través de este agujero y evacua el contenido del cráneo” (Dr. Martin Haskell, “Dilation and Extraction for Late Second Trimester Abortion”, presentado en el National Abortion Federation Risk Management Seminar, 13 de septiembre de 1992, Dallas, Téxas).

Las siguientes citas son de testimonios presentados ante un tribunal, que fueron dados bajo juramento por el abortista Martin Haskell en mayo de 1999, en el United States District Court for the Western District of Wisconsin, case No. 98 C 0305 S: “Digamos, por ejemplo, que adoptamos una perspectiva diferente, un procedimiento táctil diferente y que dejamos una pierna dentro del útero, simplemente para desmembrarla. Bueno, probablemente tendríamos que desmembrarla en diferentes niveles, porque no la podemos controlar firmemente, de manera que tendríamos que atacar primero la parte inferior de esa extremidad y extraer, Usted. sabe, posiblemente un pie, luego la parte inferior de la pierna, a la altura de la rodilla, y luego finalmente llegamos a la cadera. “Cuando comenzamos el procedimiento del aborto, normalmente sabemos que el feto todavía está vivo, ya sea porque podemos sentir que se mueve al comenzar a agarrarlo o, si estamos utilizando algún tipo de visualización por medio de ultrasonidos, podemos ver los latidos del corazón. No es inusual, al comienzo del procedimiento D y E, que agarremos primero una extremidad y que la saquemos a través de la cerviz y aún fuera de la vagina, antes de la desarticulación y antes de cualquier otra cosa, y que ello ya le haya causado la muerte al feto en ese momento. “Cuando uno realiza la descuartización por medio del D y E, usualmente la última parte que se retira es el cráneo mismo, el cual flota libremente dentro de la cavidad uterina. No se encuentra para nada adherido o colocado en la parte inferior del útero, como en el caso de las dos descripciones anteriores que les he hecho. Es como una pelota de ping-pong que está flotando y el cirujano dirige sus fórceps hacia arriba e intenta agarrar algo flotante, que es bastante grande en comparación con el tipo de fórceps que usamos. “De manera que, normalmente, hay varios intentos fallidos o mal dirigidos para agarrar [el cráneo]. Finalmente, llega un momento en que o bien se logra colocar los instrumentos alrededor del cráneo o se logra pellizcar algún área del mismo que hace posible que este comience a descomprimirse. Entonces, una vez que ello ocurre, usualmente sacamos el cráneo en fragmentos, en vez de una sola pieza. El resultado de ello es que las aristas afiladas de los huesos del cráneo quedan expuestas. Al ser extraídas de esa manera, pasan así a través de la cérvix y, por consiguiente, pueden lacerarla o causarle otro tipo de lesión o daño. Mientras uno intenta este tipo de técnica, los instrumentos mismos también pueden causar daño al útero, al intentar agarrar, repetidas veces, el cráneo que flota libremente. “Cuando practicamos un aborto de succión y curetaje, Usted sabe, usualmente podrían ocurrir tres cosas. Una de ellas sería que el catéter, al aproximarse al feto, Usted sabe, lo despedaza y lo mata instantáneamente dentro del útero. La segunda sería que el feto es lo suficientemente pequeño y el catéter lo suficientemente grande que el feto pasa a través del catéter y, o bien el feto muere durante ese tránsito, o muere en la botella de succión después de haber salido totalmente.” En el Estado de Florida en EEUU, se anuncia una clínica de abortos en la guía telefónica, que los practica hasta las 28 semanas (7 meses), probablemente mediante los horribles procedimientos descritos en este artículo. VHI también tiene testimonios de ex empleadas de centros de abortos que narran las cosas horripilantes que pasan dentro de los mismos. Visite, en el portal de VHI, el siguiente enlace: . A aquellas personas que no lo han visto les advertimos que el vídeo “Dura realidad” es extremadamente fuerte. Está disponible gratis para aquellos que quieran bajarlo de la Internet. Frank Pavone, Priests for Life

Ver vídeo sobre el aborto

Extraído de aquí…

Más anécdotas: