La higiene diaria es necesaria para la buena salud (y la convivencia)

Una anécdota, corta y al punto, de Isabel I de Inglaterra.

Sigue en leer más…

Isabel I de Inglaterra, según dicen las
crónicas, era muy limpia, pues «se bañaba una vez al mes, lo necesitase o
no»
.