La gente ociosa suele sentirse más cansada que la que trabaja P. Abablard