“Y huyendo locamente
buscando turbias fuentes enfangadas,
cisternas de paredes
por donde el agua se pierde ”.

(Racine)