Svetlana Alilúyeva, nacida bajo el nombre de Svetlana Iósifovna Stálina y fallecida con el nombre de Lana Peters (28 de febrero de 1926-22 de noviembre de 2011; en ruso, Светлана Иосифовна Сталина, en georgiano, სვეტლანა ალილუევა), fue la única hija de Iósif Stalin. Escritora, naturalizada en los Estados Unidos. Alilúyeva conmocionó a la opinión internacional al refugiarse en este país en 1967.

Svetlana nació el 28 de febrero de 1926. Su madre, Nadezhda Allilúyeva (la segunda esposa de Stalin), murió el 9 de noviembre de 1932, cuando Svetlana tenía 6 años de edad.

Tuvo dos hermanos varones: Yákob y Vasili, siendo ella la menor.

Como casi todos los hijos de altos oficiales soviéticos, Svetlana fue criada por una niñera y pocas veces vio a sus padres. Sin embargo, inicialmente mantuvo una buena relación con su padre, la cual se fue deteriorando a medida que crecía y se volvía una persona independiente. Stalin llamaba a su hija «pequeño gorrión» o «pequeña mariposa».

Svetlana se enamoró a los 16 años del guionista de cine judío llamado Alekséi Kápler, de 40 años. Luego, Kápler fue exiliado durante diez años a la ciudad polar de Vorkutá, y se especula que fue por causa de Svetlana.

Mientras estudiaba Historia en la Universidad de Moscú, a los 17 años de edad, Svetlana se enamoró de Grigori Morózov, también judío. Su padre se opuso a la boda, pero terminaron casándose. En 1945 Svetlana dio a luz a Iósif. En 1948 Morózov y Svetlana se divorciaron.

En aquellos años casi no se veían. De hecho, Stalin conoció a su nieto Iósif cuando este tenía 4 años.

En 1949, a instancias de su padre, Svetlana se casó por segunda vez con Yuri Zhdánov (hijo de Andréi Zhdánov), quien adoptó al hijo de esta del primer matrimonio. Después de dar a luz a Yekaterina, en 1950, se divorciaron poco después.

Cuando Stalin murió en 1953, Svetlana adoptó el apellido de su madre y trabajó como maestra y traductora en Moscú. El 20 de mayo de 1962 fue bautizada en la fe ortodoxa.

Años después, en 1970 Svetlana recibió una invitación de la viuda de Frank Lloyd Wright, Olgivanna, para visitar su casa en Arizona. Allí Svetlana se enteró de que Olgivanna creía que Svetlana era el reemplazo espiritual de su hija, también llamada Svetlana, que había muerto en un accidente de tráfico. Svetlana no solo aceptó esta idea, sino que también se casó con el viudo de la Svetlana muerta, William Wesley Peters y se cambió el nombre a Lana Peters. La pareja tuvo una hija llamada Olga en 1971, pero finalmente se divorciaron.

En 1982 se mudó con su hija Olga a Cambridge, Inglaterra, donde entró en la .

Murió el 22 de noviembre de 2011 por un cáncer de colon en el condado de Richland, Wisconsin (EE. UU.) a los 85 años de edad. Su muerte fue anunciada el 28 de noviembre de 2011.

Según la escritora checa Monika Zgustova, Svetlana pasó de ser estrictamente vigilada por la KGB a ser espiada por la CIA, así como también de estar constantemente acosada por parte de la prensa. Zgustova declaró de ella: «Fue una víctima de su padre, de la sociedad y de sí misma».