Si me amas, ama a mi perro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El cariño verdadero implica querer a la persona con sus limitaciones, con sus altibajos. Querer a TODA la persona. Un no se puede casar con nadie para cambiarle. Eso sería un tremendo error.A continuación incluimos un cuento del argentino Jorge Bucay (en Leer más…). AMARSE CON LOS OJOS ABIERTOS Quizás la expectativa de felicidad instantánea que…
Leer anécdota


Problemas de liderazgo (convivencia, fraternidad, tolerancia, defectos…)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Sinergia de los miembros de un equipo: todos suman al final más de lo que valen por separado Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. Sigue un cuento en el que se ofrece el recurso estilístico de la personificación… Cuentan que en…
Leer anécdota


EL IBI DE LA IGLESIA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Y el IBI de la Iglesia?          LA HIPOCRESÍA CON EL IBI    Remitido por Jorge, sacerdote de la parroquia Beata María Ana Mogas, del barrio Tres Olivos de Madrid. Lo reproduzco sin tocar una coma.   En Nochebuena, la Iglesia de los Capuchinos de Palma de Mallorca se convierte en un…
Leer anécdota


Una escuela de madres árabes, armenias y marroquíes en Valencia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La iglesia de San Juan del Hospital ha sido testigo de la evolución de Valencia, desde que el rey D. Jaime I tomó la ciudad del Turia en el año 1238 y concedió los terrenos de la puerta de La Xerea a los Caballeros Hospitalarios. Han pasado muchas cosas dentro y fuera de sus muros,…
Leer anécdota


Hay que aprender a llorar, explicó Francisco en Manila, ante la pregunta por qué sufren los niños

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Con el gran respeto y sentido de lo sagrado propio de los filipinos, profundamente conmovidos ante la presencia del “Santo Papa” como lo llaman aquí, y después de gritar: Yo te quiero Francisco, los jóvenes preguntaron al Vicario de Cristo: ¿Por qué sufren los niños?, ¿cómo se vive el verdadero amor? y ¿cómo contribuir profesionalmente…
Leer anécdota