Basta de esqueletitos. ¿No hay mujeres normales?

BASTA DE ESQUELETITOS
La obesidad (especialmente la mórbida) es un gran problema. Los americanos no nacieron gordos, se han vuelto obesos. Quizá la respuesta esté en el documental más visto en 2005 en todo el : Supersize Me, en el que se cuentan las tremendas desdichas de un usuario de McDonald’s: se sometió un mes a la "dieta McDonald’s" y añadió trece quilos.
Vamos a ver:
Gordas/os, no; enteras, sí: ni pegadas, ni con parches… Delgaditas…, regulín: basta de vender esqueletitos como modelo social. Las y los hombres deben ser normales. Lee el artículo-protesta extraído de ya.com sobre las pasarelas de moda. (pulsa en leer más para continuar con la historia…)

Modelos para no copiar

12:09:52 – 22/02/2006Vocento VMT -Una asociación contra la anorexia denuncia que las maniquíes de la Pasarela usaron tallas inferiores a las autorizadas.
La Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y la Bulimia (Adaner) reclamó ayer que se tomen medidas contra la exhibición de modelos de "delgadez extrema" en las pasarelas, alertó del incremento del número de enfermos y reclamó el cumplimiento de las recomendaciones aprobadas por el Senado en 1999.La Cámara Alta, según recordó en declaraciones a Efe la portavoz de Adaner, María del Carmen González, pidió por unanimidad al mundo de la publicidad y de la moda que no utilizara la imagen de mujeres de peso inferior a unos "límites saludables", una recomendación que, dijo, "ha vuelto a ser desoída en la Pasarela Cibeles". Las modelos no deberían usar menos de una talla 38, pero, según se ha comprobado, "han desfilado jóvenes con la talla 34", advirtió González, tras alertar del incremento de afectados por la anorexia y la bulimia que acuden a la asociación. Entre ellos, asegura, hay cada vez más niños y mayores de 65 años."Cibeles tiene mucho cuidado con el casting y, al menos en mi desfile, todas las maniquíes usan la talla 38", rebatió el diseñador Roberto Torreta. El modisto argentino asentado en España, un veterano de la pasarela madrileña, asegura que "nunca he visto nada alarmante en ella. Las chicas son delgadas, pero nunca he encontrado nada que bordee el peligro, y conmigo desfilan 18", asegura.Aunque la mayor parte de los modistos habituales en la semana de la moda de declaran que les gustan las mujeres con curvas, salta a la vista la suma delgadez de las maniquíes que exhiben sus diseños."Me parece que se frivoliza mucho en los medios con el tema de la anorexia, que es un problema . Habría que ser más cuidadoso", contraataca Torreta, quien asegura que a su hija, de 19 años, "le vienen grandes" algunos de los modelos que se lucen en Cibeles.Oficialmente, los máximos responsables de la Pasarela Cibeles han rehusado hacer comentarios sobre la noticia, aunque mantienen que en el salón no se ve la talla 36. En un reportaje de Telecinco emitido ayer, la modelo Arantxa Santamaría aseguraba que "en época de desfiles nos exigen estar extremadamente delgadas". Otras modelos confiesan que les imponen las tallas 34 y 36, mínimas para jóvenes que superan el metro ochenta y no pesan más de 52 kilos.