Felicitar al ganador, detalle de campeones

Eddy Merx va a por el sexto Tour

En 1975, Merckx tomó la salida del Tour con un único objetivo: ganarlo por sexta ocasión y rebasar al francés Jacques Anquetil, quien había sido el primero en conseguir cinco victorias en la Ronda Gala.

En Los Pirineos, Merckx ya no subió con los escaladores y en las contrarreloj no obtuvo grandes ventajas como antaño. Finalmente, en Los Alpes cedió ante Thévenet y mucho antes de que acabara la prueba felicitó al futuro ganador.

"En el no existen los milagros. Es el más fuerte el que gana, y el más fuerte es Bernard Thévenet. No hay nada que hacer, ni nada que decir. Hay que tomar las cosas como son. En los cinco Tours que gané se ha pendiente de un posible desfallecimiento sin llegar a producirse. Desde hace 10 años yo era el hombre a batir y un día tenía que ser batido", dijo Merckx cuando supo que no ganaría su sexto Tour de Francia.
Continúa para obtener toda la historia

: Eddy Merckx
Lo mismo ganaba Clásicas de un día, pruebas de seis días y grandes vueltas, triunfos que lo ubican como un sinónimo de la época dorada del ciclismo mundial.

Después de sacar casi 18 minutos a su más cercano perseguidor en la clasificación general, el ciclista belga Eddy Merckx termina el Tour de Francia de 1969, no sólo con el suéter amarillo de campeón. El pedalista, apenas en su primera participación en la Ronda Gala, se enfunda también el de montaña y el blanco, que entonces representaba la clasificación combinada.

Fue algo nunca antes visto, por lo que nacía así "El Caníbal", el más grande ciclista que ha existido en la humanidad.

Coraje, más que fortaleza
Su mejor arma, coincidían los especialistas, siempre fue su carácter contagiado por su fuerza de voluntad, pero sobre todo, por su gran ambición.

Para "El Caníbal" no había otra alternativa que no fuera la victoria. Así, en una década dorada para el ciclismo profesional, entre 1966 y 1976, Merckx consiguió nada menos que 525 victorias, entre parciales y generales.

Nunca ceder
Era el Tour del 71 y al paso por Los Alpes el belga se sentía presionado por el tren de velocidad que marcaba el español Luis Ocaña, con su admirable relación de 42 x16 dientes en los engranajes de la máquina.

El español coronó solo el último puerto del día, luego de haber soltado a Joop Zoetemelk y Lucien Van Impe. Atrás, mucho muy atrás, Merckx no cesaba, seguido por un pelotón de 80 corredores, y sin nadie quien colaborara en la persecución. Sobre la meta Merckx perdió más de ocho minutos sobre Ocaña, a quien muchos ya daban como ganador, a pesar del largo camino que quedaba hacia los Campos Elíseos. Rafael Geminiani, director deportivo de Ocaña, no cantaba victoria. "Me pregunto si lo que Merckx ha hecho atrás, con 80 corredores a su rueda, no es más importante que los ocho minutos ganados por Ocaña", sentenció el director.

Al día siguiente, "El Caníbal" saldría enfurecido. Su ataque partió el pelotón en dos; su equipo quedaría por delante y atrás el de su adversario Ocaña. Recortaría dos minutos con doce segundos, producto de una escapada de 212 kilómetros.

Al entrar a Los Pirineos Merckx ataca de nuevo, pero nada inquieta al español Ocaña ni al pelotón, sólo la fuerte lluvia que empieza a caer apenas al iniciar el descenso.

El belga derrapa en una curva y el español, quien iba a rueda, también toca piso. Rápido, Merckx se levanta y prosigue, Ocaña estaba en lo mismo pero llega Zoetemelk y se estrella contra él.

El español, gravemente lesionado, es llevado en helicóptero mientras que Merckx sigue adelante, con lágrimas y rostro de preocupación, mostrando así el lado humano del campeón.

Por el sexto

En 1975, Merckx tomó la salida del Tour con un único objetivo: ganarlo por sexta ocasión y rebasar al francés Jacques Anquetil, quien había sido el primero en conseguir cinco victorias en la Ronda Gala.

En Los Pirineos, Merckx ya no subió con los escaladores y en las contrarreloj no obtuvo grandes ventajas como antaño. Finalmente, en Los Alpes cedió ante Thévenet y mucho antes de que acabara la prueba felicitó al futuro ganador.

"En el deporte no existen los milagros. Es el más fuerte el que gana, y el más fuerte es Bernard Thévenet. No hay nada que hacer, ni nada que decir. Hay que tomar las cosas como son. En los cinco Tours que gané se ha estado pendiente de un posible desfallecimiento sin llegar a producirse. Desde hace 10 años yo era el hombre a batir y un día tenía que ser batido", dijo Merckx cuando supo que no ganaría su sexto Tour de Francia.

Triunfos más sobresalientes:

• 5 Tours de Francia
• 7 Milán- Remo
• 5 Giros de Italia
• 5 Lieja-Bastogne-Lieja
• 1 Vuelta a España
• 2 Vueltas a
• 3 Campeonatos Mundiales
• 2 Vueltas a Lombardía
• 1 Vuelta a
• 3 Flechas Walona
• 3 París-Roubaix
• 1 Récord de La Hora


Ramón Piña / El Norte