Carta del Papa Francisco para el IX Encuentro Mundial de la Familia Dublín 2018



(RV).- Se hizo pública la Carta del Papa, con motivo de la cita de las familias católicas de todo el mundo, que como él mismo anunció en el precedente Encuentro Mundial de las Familias, Filadelfia 2015, tendrá lugar en la capital de la República de Irlanda del 21 al 26 de agosto de 2018, con el lema: «El Evangelio de la familia: alegría para el mundo».

Con su misiva – dirigida al Card. Kevin Farrell, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida – el Obispo de Roma desea ofrecer algunas indicaciones sobre el tema elegido para el encuentro de Dublín, con el anhelo de que las familias profundicen y compartan su reflexión sobre los contenidos de la Exhortación Apostólica postsinodal Amoris laetitia.

Preguntas y respuestas de aliento y esperanza del Papa: la familia sigue siendo una buena noticia para el mundo de hoy

«Nos podríamos preguntar: ¿El Evangelio sigue siendo alegría para el mundo? Y también: ¿La familia sigue siendo una buena noticia para el mundo de hoy?», escribe el Papa Francisco para luego responder:

«¡Yo estoy seguro de que sí! Y este “sí” está firmemente fundado en el plan de Dios. El amor de Dios es su “sí” a toda la creación y al corazón de la misma, que es el hombre. Es el “sí” de Dios a la unión entre el hombre y la mujer, abierta a la vida y al servicio de ella en todas sus fases; es el “sí” y el compromiso de Dios con una humanidad a menudo herida, maltratada y dominada por la falta de amor. La familia, por lo tanto, es el “sí” del Dios Amor. Sólo partiendo del amor la familia puede manifestar, difundir y regenerar el amor de Dios en el mundo. Sin amor no se puede vivir como hijos de Dios, como cónyuges, padres y hermanos».

Tras «hacer hincapié en la importancia de que las familias se pregunten a menudo si viven a partir del amor, por el amor y en el amor», el Papa invita a «toda la Iglesia» a recordar sus indicaciones en el camino de preparación pastoral para el Encuentro Mundial de Dublín. Y, con un pensamiento especial para esa arquidiócesis y para toda la querida nación irlandesa desea que el Señor recompense desde ahora su generosa hospitalidad y compromiso.

La Carta pontificia lleva la fecha del 25 de Marzo, Solemnidad de la Anunciación a María, de 2017.

(CdM – RV)

(from Vatican Radio)

Más anécdotas: