Mi mejor amiga y yo estábamos nadando en el lago cuando sentí que algo viscoso me envolvía la pierna. Miré hacia abajo y vi una serpiente larga y negra enroscada alrededor de mi pantorrilla, sus ojos pequeños y brillantes me miraban fijamente.