Estaba sentado en mi sala de estar, ocupándome de mis propios asuntos, cuando vi una serpiente negra deslizarse dentro de la habitación. No sabía si asustarme o no, pero cuando empezó a hablarme, supe que estaba en problemas.