1. Evita tensiones y expresa lo que sientes. Hablar de lo que le preocupa genera alivio y le puede ayudar mucho.
  2. Dedica tiempo para actividades que le gusten y aprende a disfrutar de los buenos momentos. De esta forma le ayudara a ser mas positivo y te dará energía para afrontar las adversas.
  3. Recuerda algunas situaciones difíciles que hayas afrontado y le llevaron a hacerte más fuerte emocionalmente. Cada que afrontamos tiene un aprendizaje, así que cuanto menos tiempo pasemos en la derrota antes avanzaremos.
  4. Practica . Aprende a respirar profundo para aliviar los momentos de estrés.
  5. Reconocer que no puedes controlar todo. Es cierto que no podemos controlar muchas cosas que nos suceden, pero si como lo afrontamos (como nos afecta). Experimentar las emociones es adecuado, pero dejar que controlen nuestra vida es perjudicial para nuestra salud .
  6. Aumenta la actividad física y lleva unos hábitos de vida saludables. Practicando ejercicio liberamos tensiones y nos relajamos a nivel físico y .