Por los defectos de los demás el sabio corrige los propios