«.. la mente que piensa conserva la del ser, al que es muy difícil arrastrar hacia donde van los que no piensan.»

(Carlos Bernardo Gonzalez Pecotche)