JUSTIN BIEBER, CRISTIANO PERSEGUIDO


Es sorprendente cómo un adolescente de 17 años suscita tantos seguidores y tantos detractores.Entre las chicas tiene innumerables fans. Pero entre los chicos tiene pocas simpatías.

Su innegable talento está apartado por sus críticos: que si es homosexual (él ha dicho que no y punto), que si tiene voz de chica, que cómo se presenta…
La escalada del odio tuvo un comienzo: su confesión pública de ser un cristiano creyente y practicante. Se le vio rezando en público; compuso su canción PRAY (reza).
Parece que si los lobbies anticristianos hubieran previsto esto no le hubieran dejado ascender donde está. Su fama es un ejemplo de cómo alguien puede utilizar las redes sociales, en este caso Youtube, para llegar a ser mundialmente famoso.Sigue…

Llega el 2012 con nuevos propósitos y objetivos y el aclamado Justin Bieber ya ha hecho realidad algunos de ellos. A sus 17 años, le ha dado la bienvenida al año con un nuevo tatuaje. 
El novio de Selena Gómez ha querido plasmar la cara de Jesús en su gemelo izquierdo.Ya hace unos meses que el adolescente comenzó a sentirse atraído por los tatuajes.
 Primero se dibujó, al igual que su padre, el nombre de Jesús —en hebreo— y ahora ha decidido tatuarse su rostro.La primicia la muestra la web Radar Online, donde se puede ver al cantante en una playa de Los Ángeles con su nuevo ‘adorno’. No es algo que haya sorprendido, ya hace tan solo unos meses confeso: 

“Soy cristiano, creo en Dios y creo que Jesús murió en una cruz por mis pecados”.
 Sorprende más que no hay tirado de twitter para mostrarlo…
Extraído de aquí.
VER EL VÍDEO