EL INGENIO SE MUESTRA ASÍ


VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:
DAR
EXCUSAS es una buena manera de decir la última palabra.

CÓMO PONER LÍMITES AL VANIDOSO/A

El marqués de Tierceville entró una tarde en el salón de una aristocrática dama precedido de un cortesano que, queriendo demostrar ingenio, dijo: 
-Señora, he aquí al marqués de Tierceville, que no es tan tonto como parece. 
-Señora -comentó Tierceville-, es la diferencia que hay entre este señor y yo.