Ir ‘de sobrados’

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Debemos procurar no herirnos por cualquier comentario. Eso haría nuestra presencia preocupante para algunas personas. Pero no deberíamos dar la impresión de ser sabihondos, relamidos; como se dice hoy: “ir de sobrados”. Es conocida la percepción que tienen los ingleses de los americanos: gente prepotente y sobrada…
He aquí una anécdota histórica al respecto…

Fidel Castro y Richard Nixon

En 1959 se celebró un encuentro entre el entonces vicepresidente de los EEUU Richard Nixon y Fidel Castro. Tal y como se esperaba, el encuentro resultó ser un completo desastre.

Cuentan que justo antes de comenzar la reunión, mientras la delegación cubana estaba esperando, entró un funcionario americano declamando orgullosamente:

– Les presento a Mr. tal y cual, responsable de asuntos cubanos

A lo cual, Castro contestó
– ¡Y yo que pensaba que el responsable de los asuntos cubanos era yo!

Más anécdotas: