Mientras practica para su gran recital, la pianista de repente se da cuenta de que no está sola en el teatro y nota una presencia sentada a su lado.