En el Colegio Aldovea el tradicional
Cross en su XX edición. Una vez más nos sorprendieron a los colegios
asistentes con nuevas mejoras. La buena organiciación y el prestigio de
este Cross lo hacen cada año más motivante para los chicos y chicas que
en el participan. Una chica del Colegio Montealto, se había clasificado
en primera posición en las series eliminatorias, que realizan en su
colegio, para poder asistir al Cross. Es de las mejores del colegio y
tiene posibilidades de quedar entre las primeras de las 200 chicas que
corrían de su categoría. A los pocos minutos de comenzar y estando
situada en cabeza, una compañera del colegio se siente muy mal y cae al
suelo («una pajara»). Ni corta ni perezosa, nuestra querida amiga deja
la prueba y se queda junto a su compañera esperando a la ambulancia que
cierra la carrera. Cuando termina la carrera dijo a su profesora, » No
podía dejar a mi amiga sola en ese estado». Menudo ejemplo de
compañerismo me ha dado. Ricardo Márquez