Estaba navegando por Internet a altas horas de la noche cuando escuché un ruido afuera de mi ventana. Miré hacia afuera y vi un gran gato parado en mi porche, mirándome a través del cristal.